Siembra de Césped

Sembrar nuevo césped en nuestro jardín se hace necesario cuando observamos que su aspecto está deteriorado y empiezan a predominar gramíneas, forrajeras y otras hierbas «autóctonas».

El de estas fotografías se sembró el pasado mayo con una mezcla de semillas de tres variedades bien adaptadas al clima de la zona.

Se utilizó compost Abono Vivo a una dosis de 1 Kg/m2, aplicado después de retirar la capa vegetal anterior y se sembró la mezcla de semillas (40 gramos/m2) tras la mezcla del compost con la tierra y la nivelación de la superficie.

La parte sembrada es la inferior (el área que rodea al vigoroso álamo es césped viejo).

 

No se admiten más comentarios